.


Hay mucho tonto en el gimnasio

Recuerdo la primera vez que fui a cierto gimnasio de cierta ciudad. Yo ya había estado antes en otros gimnasios, pero había cambiado de trabajo y, en consecuencia, también de ciudad. Y ya sabéis lo que pasa… Al llegar a la nueva ciudad, lo primero que hay que buscar es una casa y, después, un [...]