.


Share on Facebook

Supresores del apetito naturales

Sea cual sea tu objetivo (ganar músculo o quemar las grasas), controlar tu apetito puede ser extremadamente difícil cuando hacemos dietas a la carta. Muchas personas utilizan algonos de los medicamentos o fármacos que ayudan a suprimir el apetito, pero pocas personas toleran bien los efectos secundarios de estos fármacos. Pensando en esto, deberíamos ver cuáles son los mejores supresores naturales del apetito y conseguir, con ello, reducir la ingesta de alimentos en exceso de la forma más natural, sin los efectos secundarios y nocivos de los fármacos.

Agua

El agua es uno de los nutrientes más importantes que puedes consumir. Es necesaria para metabolizar las reservas de grasa, ayuda a la digestión, el transporte de nutrientes y la absorción de vitaminas y minerales. Es un ingrediente muy importante pero olvidado en una rutina para quemar grasa. Bebiendo una cantidad adecuada de agua al día se expulsan todas las toxinas de tu cuerpo e, incluso, ayuda a suprimir el apetito de manera natural, dado que tiene un gran poder saciante. Descúbrelo por ti mismo.

Los carbohidratos complejos

Los carbohidratos complejos son gradualmente absorbidos por tu organismo. El cuerpo tiene que ir quebrando las grasas de cadena larga y, a continuación, ir uniendo los azúcares uno a uno. Esto hace que los hidratos de carbono complejos se digieran lentamente. Tomar este tipo  de hidratos de carbono hacen que se genere una sensación de saciedad, lo que genera un flujo controlado de energía y suprime, en consecuencia y por un período de tiempo bastante prolongado, el apetito. Los carbohidratos complejos no son tus enemigos en una dieta para perder grasa, pero sí debes evitar los carbohidratos simples, es decir, azúcares, dulces, pasteles, etc … dado que su absorción no facilita la eliminación de grasas ni genera tanto poder saciante. Algunos ejemplos de carbohidratos complejos son: patatas dulces, avena y arroz integral .

Las grasas buenas

Las grasas buenas (sanas) son ideales para suprimir el apetito, y son esenciales para mantener el buen funcionamiento del cuerpo. Las grasas buenas no son tus enemigas en la dieta, tampoco (al igual que los carbohidratos a que nos referíamos antes). Ingerir cantidades adecuadas de grasas buenas por día disminuye el deseo de la ingesta excesiva de alimentos, pues tienen un gran poder saciante. Algunas grasas como el aceite de pescado también pueden ayudar a quemar grasas, ya que ayudan en la oxidación de las grasas en el cuerpo. Irónico ¿no?

Proteínas

Todas las células vivas de tu cuerpo se construyen a través de cadenas de proteínas. Son necesarias para mejorar la función celular y permiten la reconstrucción de los tejidos y músculos. Las proteínas no generan picos de insulina, es decir, que las comidas ricas en proteínas es poco probable que generen la acumulación de grasa que se produce en comidas con escasa presencia de las mismas. Además, también generan un estado de saciedad, al suprimir el apetito.

Conclusión

Incluir estos métodos naturales en tu dieta, además de suprimir el apetito de forma natural y segura, también te pueden ayudar a ganar masa muscular.


Relacionado

Deja un comentario