.


Share on Facebook

Si quieres muscularte para lucir buen tipo, hazlo, pero no descuides las piernas

Un problema excesivamente común entre los culturistas y los aficionados al body-building en general es el del trabajo de las piernas. Las piernas son la parte del cuerpo “olvidada”, por así decir. Y, cuando las trabajamos, no lo hacemos dándole la suficiente importancia. Y esto, por varias razones, pero hay una fundamental.

La gran mayoría de gente que se apunta al gimnasio lo hace con la intención de mejorar su tipo para lucirlo.

Vamos a ser sinceros y a hablar claro. La mayor parte de la gente que se inicia más o menos en serio en el body-building es para lucir buen tipo. Y se desea lucir buen tipo para resultar atractivo. No quiero decir que todo el que se inicia en esto, sea hombre o mujer, es porque quiere ligar más. Cuando hablo de resultar atractivo me refiero a tener un cuerpo que sea deseable, del que uno se pueda sentir orgulloso o, al menos, lucirlo con seguridad. Uno consigue así, desde luego, confianza en uno mismo, y con confianza en uno mismo se logran muchas cosas en la vida.

Es un objetivo legítimo, por supuesto. Cada cual tiene sus motivos para realizar cualquier actividad en la vida, así que el hecho de tener mejor tipo para lucir más en la playa y así atraer al género opuesto o, simplemente, el poder estar a gusto con el cuerpo de uno mismo y poder verse con el espejo con orgullo es un factor tan bueno como cualquier otro.

Lo que pasa es que lo primero que va a ejercitar una persona que quiere mejorar su tipo es la parte superior del cuerpo. Sea por ignorancia, sea por optimizar esfuerzos, es así. Y es que el primer objetivo de este tipo de gente es adelgazar, por lo general. Y, a la vez que consiguen su peso idóneo, quieren que este peso sea de “calidad”, es decir, que la figura sea más estilizada. para esto, obviamente, hay que muscularse. Y la zona en la que se hacen más visibles los efectos de la musculación es en el torso y en los brazos. Obvio.

Lo que sucede entonces, claro está, es que queda descuidada la parte inferior, lo cual repercute en la armonía general del cuerpo y aumenta el riesgo de lesiones. Esto se debe a que, si crecemos en la parte superior del cuerpo, tenemos también que crecer en la parte inferior. Es lógico, dado que el peso de esa parte superior (el músculo pesa, y mucho), debe sostenerlo la parte inferior. Esta parte, no obstante, queda descuidada porque no luce tanto: unas piernas bonitas no tienen por qué estar muy musculadas necesariamente. Y esto es un gran error.

Desear una figura buena para lucir bien o para estar a gusto con uno mismo es un objetivo legítimo y que persigue la mayoría de la gente. Pero hay que trabajar bien. El que algo quiere, algo le cuesta. Si no, corremos el serio riesgo de lesionarnos y de tener poca armonía corporal. Vamos a detenernos en estas ideas:

-Cuando se desarrolla una parte del cuerpo más que otras, sean las que sean, generamos un desequilibrio corporal evidente. Si yo trabajo mi pecho y mis brazos pero no hago nada de abdominales, voy a dejar esa parte muy descuidad y acumularé grasa ahí. Si yo tengo un torso hercúleo y unos brazos potentes, pero no trabajo les piernas o la espalda, cuando quiera elevar la carga un poco más me voy a encontrar con una lesión seria, porque las partes del cuerpo que no trabajo no van a poder soportar una carga que, sin embargo, a mis brazos le van a parecer muy ligera e insuficiente para crecer más.

-Aunque muchos deportistas no se den cuenta, tener una parte del cuerpo hipertrofiada o desarrollada y otra atrofiada o poco (o nada) desarrollada es antiestético. Y esto es como el mal olor corporal: se da cuenta el resto de la gente, pero no uno mismo, y como nadie se atreve a decirte nada, no te das cuenta del error.

Así que, en conclusión, si quieres lucir palmito, el body-building es el deporte indicado para tí. No vas a encontrar nada mejor, que te permita trabajar tu cuerpo de forma integral y tan a fondo (la natación permite desarrollar el cuerpo de forma integral, pero no tan a fondo como nuestro deporte). Ahora bien, hay que hacer las cosas de forma correcta. Hay que trabajar el cuerpo armónicamente. Un cuerpo 10 requiere un esfuerzo 10.


Relacionado

Deja un comentario