.


Share on Facebook

Quema de grasa localizada. Definitivamente, olvidalo

La idea que hay detrás de la quema de grasa localizada es la de que se puede reducir la grasa de una región específica del cuerpo simplemente haciendo los ejercicios que trabajen el área considerada más problemática. Esto es, quemar la grasa únicamente de una parte concreta y específica del cuerpo que vemos como si estuviese descompensada, o anormalmente desarrollada.

El ejemplo más común de esto que te estoy diciendo viene referido a las personas que pasan horas haciendo abdominales con el fin de reducir barriga y desarrollar, al mismo tiempo, los músculos abdominales. Seguro que has visto a montones de personas con tripa cervecera en el gimnasio matándose en las tablas y aparatos de abdominales. Es que suele ser de lo más común…

Desafortunadamente, en el mundo real no podemos quemar la grasa en un lugar específico del cuerpo, haciendo simplemente el ejercicio en el área que vemos descompensada de nuestro cuerpo. Nunca se podrá definir el abdomen ni rebajar la tripa haciendo únicamente ejercicios abdominales. La razón de esto es simple: los músculos no tienen ninguna relación con la grasa que los rodea. Incluso, por seguir con el ejemplo típico y tópico de los abdominales, tú puedes matarte a trabajar en el gimnasio esos músculos abdominales, pero sólo porque esos músculos se está trabajando intensivamente, no quiere decir que la capa de grasa que los cubre desaparecerá. Para perder grasa en cualquier parte del cuerpo es necesario quemar más calorías de las que consume, y sólo se puede lograr esto a través de ejercicios aeróbicos, entrenamiento con pesas y la dieta. Es absolutamente imprescindible. Y no hay más.

Sí es cierto, desde luego, que se puede perder grasa en ciertas partes del cuerpo más rápidamente que en otras. Es más: si te pones a ejercitarte vas a comprobar que seguramente es así contigo también. Pero eso no significa que se deba a la quema de grasa en el área localizada. No. Esto se debe a tu  patrón genético. Mientras que algunas personas tienen una habilidad extraordinaria para perder grasa en la región del vientre, otros tienen esa magnífica habilidad para perder grasa en las piernas.

Así que ya lo sabes: si quieres bajar tripa, está bien que hagas abdominales, pero tienes que  hacer, para bajarla, ejercicios aeróbicos, entrenamiento con pesas y, sobre todo y ante todo, seguir estrictamente la dieta.


Relacionado

One Response to “Quema de grasa localizada. Definitivamente, olvidalo”

  1. [...] aquellos que piensan que la definición del abdomen se produce con suplementos  y ejercicio para la quema de grasa localizada, mejor que se saquen esa idea de la cabeza! La quema de grasa localizada es un [...]

Deja un comentario