.


Share on Facebook

Ponerse en forma

Antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios nuestro cuerpo deberá encontrarse estabilizado y en una posición firme en el suelo. Es muy importante no usar la inercia del movimiento ya que de esta forma se podría dañar o provocar alguna lesión.

Será de vital  importancia hacer una consulta previa a tu médico para que disponga de análisis por si llegara a existir alguna enfermedad y además para que te oriente sobre el tipo de ejercicio pueden hacer.

También será importante imponerse metas, empezando con pocos ejercicios e ir incrementando despacio, cuando se concurre a un gimnasio una ó dos semanas y terminan muy doloridos la persona abandonan las prácticas. Es mejor que se prometan que durante los primeros tres meses caminarán tres veces a la semana media hora y cumplirlo, que arrancar con mucha energía y luego abandonar los ejercicios.

Hacer una rutina de calentamiento y una de enfriamiento, antes y después de los ejercicios, esto será de gran ayuda para poder  preparar los músculos y evitar los dolores posteriores.

Otro de los consejos es realizar el entrenamiento en casa o al aire libre, ya que existen muchas opciones, pueden ser los ejercicios aeróbicos, los ejercicios del método de Pilates, además si desean hacer ejercicios más intensos se podrá elegir  un gimnasio donde cuenten con un programa de entrenamiento personal.

Con simples prácticas de ejercicios, tales como elegir las escaleras, caminar, jugar con los niños, nadar, pueden lograr pequeños cambios en tu aspecto físico, una decisión que toma  tiempo, pero que a la larga va a  repercutir en tu salud. Una caminata tranquila, en la cuál usted puede acomodar sus horarios y su propio ritmo, será muy beneficioso para que usted alivie los dolores e ir aumentando en forma progresiva la rapidez y la cantidad de bloques de edificios.


Relacionado

Deja un comentario