.


Share on Facebook

No seas pardillo: evita las lesiones estupidas

Generar una lesión en el entrenamiento es más fácil de lo que muchos se imaginan. No se puede escapar de este peligro por muy buena que sea tu genética. Tarde o temprano, de forma grave o de forma leve, las lesiones llegan. No obstante, el riesgo de sufrirlas puede ser minimizado. Aquí te va una corta serie de seis consejos rápidos para evitar lesiones en el gimnasio:

1 – Hacerse una revisión médica antes de empezar el plan de entrenamiento

Hoy en día nadie hace esto, pero si tienes dudas acerca de tu salud o un estilo de vida sedentario, sería bueno hacerte un chequeo médico completo antes de empezar a entrenar duro. Verás cómo algunos problemas pueden surgir y causar que pierdas todos tus progresos en el entrenamiento.

2 – Calentamiento

Siempre debes hacer un buen calentamiento antes del entrenamiento. Hacer 10 simples minutos de calentamiento te van a ahorrar semanas sin entrenamiento cuando te lesiones. Porque si no calientas te lesionarás seguro. Tú puedes hacer 10 minutos de ejercicios de calentamiento aeróbicos para hacer circular la sangre y algunas series sin demasiado peso sólo para calentar los ligamentos que se utilizan en los ejercicios.

3 – Utiliza abrazaderas

Utiliza abrazaderas en las barras de modo que la carga no se caiga durante el ejercicio. Suena tonto, y dirás. “qué obviedad. Este tío es tonto”. Pero hay mucha gente más tonta que yo, que se distrae y termina dejando caer el peso en un lado de la barra y acaba provocando una catástrofe.

4 – Pide ayuda cuando sea necesario

Evita tratar de aumentar la cantidad de ejercicios complejos o compuestos como sentadillas, press de banca y otros, sin la ayuda de alguien. El peso en estos ejercicios es demasiado elevado y es muy fácil que te lesiones tratando de devolver la barra al soporte. Cuando ya has hecho bastantes repeticiones, hacer una última repetición más fuerte para devolver la barra al soporte suele ser ya muy complicado, y el sobreesfuerzo que harás en ese momento puede causarte, debido a lo elevado del peso, una lesión fácilmente.

5 – Céntrate siempre en una buena ejecución.

No sacrifiques nunca la calidad del ejercicio por la cantidad de carga o lo elevado del peso. Si teobsesionas con añadir más peso, realizarás una ejecución deficiente y obtendrás peores resultados, además de correr el riesgo de sufrir alguna lesión.

6 – Si tienes alguna pregunta, no te cortes: hazla.

Si tienes preguntas acerca de la ejecución de un ejercicio, no trates de hacerlo solo. Busca ayuda de alguien con más experiencia antes de hacer cualquier cosa que tú no estés seguro de cómo hacer. No dudes en preguntar a alguien más experimentado que tú, porque seguro que te asesora encantado. Y eso, por supuesto, sin hablar de los monitores: pregúntales todas tus dudas y que te ayuden con la ejecución, porque para eso están. Si pasan de ti, vete a otro gimnasio.


Relacionado

One Response to “No seas pardillo: evita las lesiones estupidas”

  1. [...] No seas pardillo: evita las lesiones estupidas [...]

Deja un comentario