.


Share on Facebook

Miedo al sobreentrenamiento

Creo que en el culturismo moderno los dos mayores temores son:

-sobreentrenarse

-no ingerir la cantidad necesaria de proteínas

Por desgracia, en ambos casos, el conocimiento general acerca del tema es muy parcial e inexacto. Sobre todo cuando la cuestión es si estás entrenando demasiado duro o no en tus ejercicios con pesas.

La situación ha llegado a un punto en el que se habla de sobreentrenamiento casi cada vez en que alguien recomienda entrenar un músculo o grupo muscular más de una vez o dos veces a la semana o cuando alguien plantea hacer hasta 16 series para un grupo muscular durante el entrenamiento.

Creo honestamente, por mi experiencia personal, que cuanto más entrenes más crecerás; y que la clave no es cuánto te ejercites, sino cuál es tu capacidad de recuperación. Es decir, que debes ejercitarte lo máximo que puedas sin sobrepasar tu capacidad de recuperarte sin causar daño a tu cuerpo.

Mientras que la gente tema demasiado no excederse en el entrenamiento, estará perdiendo la posibilidad de obtener mayores beneficios sólo porque tienen miedo de entrenar en exceso.

Esto se llama miedo al sobreentrenamiento.

El temor al sobreentrenamiento se ha vuelto tan grande que la mayoría de la gente tiene miedo a entrenar el mismo grupo muscular más de una vez a la semana. Esto es absurdo. Los culturistas de hace años han entrenado cada grupo muscular dos o tres veces a la semana y no utilizaban necesariamente esteroides anabolizantes. Los levantadores olímpicos hacen sentadillas cada día, a veces dos o tres veces al día. Los agricultores trabajan con todo el cuerpo todos los días, de 10 a 12 horas al día, e incluso a veces más.

El problema es que las personas relacionan directamente el entrenar mucho con el sobreentrenamiento. Así que cada vez que alguien ve a alguien hacer un entrenamiento más duro, con más frecuencia o usando métodos avanzados, el término “sobreentrenamiento” aparece automáticamente en la cabeza. Cuando la gente está cansada y hace un entrenamiento con bajo rendimiento asume automáticamente que se está sobreentrenando. Y esto no es así: esto demuestra que se está malinterpretando lo que realmente es el sobreentrenamiento.

El sobreentrenamiento es una condición causada por exceso de estrés fisiológico, psicológico, emocional, ambiental y químico que genera una disminución en el rendimiento físico y mental y requiere un período relativamente grande para la recuperación.

Un estado de sobreentrenamiento requiere meses de tensión excesiva para aparecer. Y cuando alguien entra en ese estado, necesita varias semanas (incluso meses) de descanso y recuperación para volver a la normalidad. Si algunos días de descanso ya son suficientes como para volver a la normalidad, no estás realizando sobreentrenamiento. Sólo estarás, probablemente, sufriendo una cierta acumulación de fatiga.

Al evitar un nivel más alto del entrenamiento continuo, nunca llegarás a tu límite individual. Si no lo evitas y trabajas duro y bien, fácilmente sufrirás de cansancio acumulado cada vez que trates de aumentar el nivel del entrenamiento. Es algo lógico, ya que estás forzando tu cuerpo, y forzarlo es la manera de crecer.

Te diré una cosa: los músculos se recuperan más rápido … el tejido muscular en sí es muy difícil de agotar. El peligro está en las hormonas del estrés y en el sistema nervioso central (SNC), más que el propio músculo.

Entrenar  un músculo más de una vez a la semana no está prohibido, ya que el músculo se está recuperando rápidamente en realidad. Lo que puede convertirse en un problema son los efectos del estrés en el sistema nervioso, puesto que puede llevar al cuerpo a un estado de fatiga acumulada.

Los músculos se recuperan muy bien y aguantan perfectamente el tener más de una sesión de entrenamiento por semana.

Si no desafías a los músculos con frecuencia, tu cuerpo no hará adaptaciones crónicas, ya que la frecuencia no es suficiente para justificar el gasto de recursos para construir el cuerpo. Se requiere también carga de trabajo.

Recomiendo entrenar cada músculo regularmente de forma directa o indirectamente, y reducir al mínimo las tensiones en el sistema nervioso central.

Cuanto más duro se entrena un músculo, tendrá más oportunidades de crecer. Siempre respetando la capacidad de recuperación, claro.

Y cuanto más trabajes los músculos, más resultados sólidos y permanentes obtendrás. Podrás dejar de entrenar durante 4-6 semanas y no perder nada.

El truco está en evitar el estrés en el sistema nervioso central, es decir, entenar siempre hasta el fallo, o ir un poco más allá de los límites con mucha frecuencia. Tienes que entrenar duro, pero con inteligencia. El objetivo es entrenar de una manera que puedas entrenar cada músculo con frecuencia, pero no produciendo demasiada fatiga en el sistema nervioso.

Y recuerda que el sobreentrenamiento no es exclusivo del ejercicio con pesas.


Relacionado

Deja un comentario