.


Share on Facebook

Melon amargo

El melón amargo es un vegetal (no es una fruta) propio de países tropicales. Sus distintas variedades se encuentran en lugares tan dispares como África, Asia, el Caribe… El nombre científico del melón amargo es “momordica charantia” e, insisto, no se trata de una fruta.

Es más: este vegetal no se suele ingerir como si comiésemos zanahorias o apio. De este vegetal se suelen obtener extractos (es decir, que requiere un proceso de tratamiento previo) que luego se incorporan como un contenido más de distintos alimentos y bebidas energéticas.

Y ahora os explicaré cuáles son sus efectos beneficiosos para quien pretende perder grasa corporal y crecer muscularmente:

-Contiene varios fitoquímicos, uno de los cuales es la carantina:

El melón amargo contribuye a disminuir los niveles de glucosa en los diabéticos y en cualquier persona normal tras una ingesta de alimentos ricos en carbohidratos. Esto se debe a la carantina, que es una pequeña proteína que posee una estructura similar a la hormona insulina; de tal modo que la ingestión de esta proteína reduce la producción de insulina en el organismo, que no necesita producir tanta insulina para llevar la glucosa hasta los músculos.

Y esto es muy beneficioso para ti, ya que cuanta más insulina produce el organismo más se inhibe la quema de grasas, incrementándose su acumulación.

-Aumenta los niveles de adiponectina:

La adiponectina es una hormona que aumenta el aporte de carbohidratos hasta los músculos y el resto de células activas corporales. Hace, por tanto, más veloz la síntesis de los carbohidratos.

-Potencia los niveles de norepinefrina y de otras proteínas desacopladas:

La norepinefrina es una neurohormona que incrementa la tasa metabólica y, por extensión, la quema de grasas corporales.

Las proteínas desacopladas, por su parte, consiguen que el organismo tenga que, para obtener más energía, consumir más calorías de lo que es habitual. Y, como puedes deducir, la mayor parte de estas calorías consumidas a mayores provienen de la grasa.

-Facilita y acelera la absorción de creatina y aminoácidos por los músculos:

Esto ayuda a crecer el músculo. Y, especialmente, en las personas cuya dieta sea baja en hidratos de carbono, puesto que, al suplir el melón amargo los efectos de la insulina en el organismo (efectos que son imprescindibles para enviar la creatina y los aminoácidos a las células musculares), te permite combinar una alta presencia de carbohidratos con bajos niveles de insulina, sin que por ello el organismo se resienta. Así que es una buena idea combinar el melón amargo con las dietas ricas en carbohidratos, que no elevan tanto los niveles de insulina como las dietas que sí son abundantes en carbohidratos, y en las que la función insulínica la suplen las propiedades del melón amargo.

¿Cómo se toma el melón amargo?

Como ya os dicho, el melón amargo no es una fruta, por lo que no se come como si se tratase de una manzana o una pera. Tampoco se ingiere como un vegetal normal, incluyéndolo en una comida. Del melón amargo se sacan extractos que se incluyen en suplementos nutricionales más amplios (solo es muuy difícil que lo encuentres). Por tanto, trata de encontrar productos nutricionales que lo contengan en una cantidad de entre 500 y 1000 miligramos para ingerirlo, con las comidas, tres veces al día.


Relacionado

2 Responses to “Melon amargo”

  1. [...] Melon amargo [...]

  2. [...] Melon amargo [...]

Deja un comentario