.


Share on Facebook

Mejorar el anabolismo nocturno

Existen medios mecanismos naturales que pueden incidir en la producción hormonal.

Así, es posible utilizar el entrenamiento, la alimentación y el descanso para que sirvan como potenciadores de la secreción de hormonas, digamos que con entrenamientos cortos e intensos.

Por ejemplo, se ha podido constatar que cuando el ATP tiene dificultades para regenerarse, se produce una liberación de hormona del crecimiento, por consiguiente el entreno pesado con cortos periodos de descanso entre series liberará la HC3.

Asimismo, cuando el ejercicio con pesas excede un cierto grado de intensidad y duración, por ejemplo con series de un mayor número de repeticiones, también se ha comprobado que eleva la secreción de testosterona, no obstante, en este sentido hay que andarse con cuidado, porque si éste se prolonga por encima del umbral de los 60 minutos se aprecia un descenso de ésta al tiempo que un incremento del cortisol, hormona catabólica que induce la degradación de los aminoácidos para producir glucosa, lo que pone en marcha el temido catabolismo.

Teniendo en cuenta estos datos científicos podéis diseñar vuestro programa de entrenamiento para que propicie el mejor entorno hormonal.

Poned el acento en combinar series de pocas repeticiones con otras de un número más elevado, pero sin dejar demasiado tiempo de descanso entre ellas.

Utilizad el máximo peso posible dentro del respeto a los cánones de la correcta ejecución y procurad no prolongar les sesiones más allá de una hora.

Con los conocimientos precisos es posible desarrollar ayudas naturales que favorezcan una mejor secreción hormonal.


Relacionado

Deja un comentario