.


Share on Facebook

Mantener los niveles de testosterona

La testosterona es la hormona más anabólica producida por el cuerpo. De una manera aproximada, podemos decir que cuanta más testosterona tengamos circulando en nuestra sangre, la masa muscular y la fuerza que tengamos será mayor. Sabemos que muchas personas hacen uso de versiones sintéticas de la testosterona (esteroides anabolizantes) para aumentar la cantidad de esta hormona en el cuerpo, pero esto no es un camino viable para todos nosotros, ya que existen riesgos y efectos secundarios. Pero entonces, ¿cómo aumentar la testosterona sin el uso de esteroides anabolizantes y, así, poder evitar los riesgos de los efectos secundarios? Fácil, haciendo que tu propio cuerpo produzca más testosterona.

Y eso se logra siguiendo unos principios básicos:

1 – Evitar el consumo de alcohol

Evitar el alcohol no hará que el cuerpo produzca más testosterona, pero, y es algo importante, evitar el consumo de alcohol impedirá que los niveles hormonales disminuyan. El consumo de alcohol disminuye la velocidad a la cual el cuerpo elimina los estrógenos del cuerpo, lo cual puede conllevar una disminución en los niveles de testosterona también.

2 – Evitar el estrés

El estrés causa la liberación de cortisona, que también puede causar una disminución en los niveles de testosterona.

3 – Quemar grasa

Si piensas que tienes sobrepeso o  algunos michelines de más debes pensar en cambiar tu rutina y centrar todos tus esfuerzos en quemar la grasa sobrante. El exceso de tejido adiposo puede disminuir tu testosterona igualmente.

4 – Evitar los medicamentos fuertes

Algunos fármacos son conocidos por provocar unas caídas fuertes de la hormona luteinizante, que a su vez es responsable de la producción de testosterona. Trata de usar las soluciones naturales en vez de los medicamentos y reserva el uso de fármacos sólo como último recurso.

5 – Mantener tu presión arterial y el colesterol en los niveles adecuados

Los cambios en la presión arterial y tener el colesterol alto pueden causar el endurecimiento de las arterias y esto puede impedir que llegue suficiente sangre a los órganos que producen hormonas, causando una disminución de la testosterona.

6 – Consumir grasas

Cuando digo que hay que consumir grasas, me refiero a las grasas buenas como omega 3 y 6 y otras formas de grasas polisaturadas. Los estudios demuestran que el consumo adecuado de grasas puede ayudar en la producción de hormonas, incluyendo la testosterona.

7 – Evitar el sobreentrenamiento

El sobreentrenamiento es la medida perfecta para bajar la testosterona. Sobreentrenar  aumenta la liberación de cortisona, que sabemos que va a provocar la pérdida de la testosterona, impedirá muchos procesos que ayudan a aumentar la masa muscular, afectará al sueño y al descanso, y reducirá tu motivación para entrenar.

8 – Hacer ejercicios básicos

Hacer los ejercicios básicos como las sentadillas en peso muerto libre o el press de banca deben ser la base de tu entrenamiento. Haz estos ejercicios con repeticiones bajas (5-8 repeticiones) puede estimular la producción de testosterona.

Siguiendo estos consejos podrás mantener mejor tus niveles de testosterona, y te pensarás mejor el recurrir a los anabolizantes.


Relacionado

Deja un comentario