.


Share on Facebook

Los ejercicios en los niños reducen la obesidad

Un estudio realizado recientemente podría ayudar a eliminar por completo la actual epidemia de obesidad, la cual también afecta a los niños y adolescentes de todo el mundo. Se calcula que el 70% de los jóvenes obesos crecerán para ser adultos que carguen con esta patología y los riesgos que implica para su salud.

En el caso de los adolescentes la obesidad incrementa a corto plazo el riesgo de sufrir problemas en la columna y los pies, males respiratorios, tales como una apena del sueño, estrías y piel colgando, así también como afecciones psicológicas y dificultades para relacionarse con sus pares. A largo plazo la obesidad puede producirles múltiples complicaciones como problemas cardiovasculares y el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Los investigadores pudieron trabajaron con más 3 mil niños de entre 12 a 17 años para analizar el efecto de los hábitos nutricionales y estilo de vida en su salud, teniendo en cuenta sus principales  factores como el estado físico, el ejercicio y el perfil hormonal.

Cuando se analizan estos datos los investigadores descubrieron que los jóvenes con buen estado físico que realizaban alguna clase de deporte contaban con niveles más altos de insulina y leptina. La insulina, una hormona producida por el páncreas, reduce el nivel de glucosa en sangre y se relaciona con la diabetes tipo 2. La leptina es generada por las células grasas y está relacionada con el control del apetito y el gasto de energía.

Los resultados indicaron que los chicos que hacían deportes y en se encontraban en forma suelen contar con mucha menos grasa corporal que los jóvenes de su edad con hábitos menos sanos.

Los investigadores afirman que esta asociación positiva se relaciona con los cambios metabólicos que genera el ejercicio sobre la producción y liberación de la insulina y la leptina.

Los adolescentes que cuentan con un buen estado físico y que hacen ejercicios cotidianamente pueden controlan mejor su apetito, presentan un mejor patrón de consumo de energía y menos grasa corporal.

Los investigadores sostuvieron que estas mejoras están asociadas a los cambios metabólicos que genera la actividad física.


Relacionado

Deja un comentario