.


Share on Facebook

La insulina y la musculacion

La insulina es una hormona anabólica simplemente de transporte que hace su trabajo muy bien. No es algo bueno o malo y no le importa si aumenta la masa grasa o el músculo. Su principal objetivo es mantener los niveles de glucosa en sangre estables. Cuando se eleva la glucosa, la insulina es secretada para normalizar sus niveles lo más rápido posible, y punto.

El propósito de la insulina no se lleva a cabo liberándose automáticamente en el momento adecuado. Depende de ti saber cuál es el momento adecuado para estimular la liberación de insulina y hay una manera simple de hacer esto según cuál sea tu objetivo:

En primer lugar, decidir cuál es tu meta:

Ganancia de masa muscular

Si tu principal objetivo es ganar masa muscular, entonces lo mejor sería promover mayores niveles de insulina durante el día.

El momento más crítico para elevar la insulina es sin duda justo después del entrenamiento, pues es en este instante en que las membranas de las células musculares son más permeables a la insulina y todo lo que se está cargando (por ejemplo, BCAA y glucosa).

La pérdida de grasa

Si tu objetivo es perder grasa, entonces lo mejor sería evitar elevar el máximo de los niveles de insulina durante el día.

Algunas personas pueden pensar que el mantenimiento de niveles bajos de insulina todos los días es la mejor manera de perder grasa. Pero incluso si no tenías el objetivo de ganar masa muscular, la secreción de insulina que se genera después del entrenamiento sigue siendo muy importante. Esto, además de prevenir la pérdida de masa muscular que causa la glucosa, supone que los aminoácidos son transportados a las células musculares. De lo contrario, se pierde masa muscular y se evita la quema de más grasa.

No quieres ser delgado y flojo, ¿no? Eso es exactamente lo que sucederá si no ingieres la glucosa necesaria para los músculos de vez en cuando.

La ganancia de masa muscular y la pérdida de grasa

Esto es algo que todo el mundo se fija como objetivo: ganar masa muscular y perder grasa al mismo tiempo.

Lamentablemente, escuchamos todos nosotros, es imposible ganar masa muscular y quemar grasa al mismo tiempo. El sentido común nos dice que para lograr esto, es decir, para ganar masa muscular con el mínimo incremento de grasa es el uso del entrenamiento por etapas: unas de ganancia de peso en la masa muscular, y otras sólo para perder la grasa adquirida. Pero ¿es ésta la única manera?

Cuando la glucosa sanguínea está alta, la insulina es secretada y la glucosa se almacena en glucógeno del músculo o del hígado. Cuando la glucosa está baja, se reduce la secreción de insulina y la grasa se convierte en la principal fuente de energía en el cuerpo.

La insulina es como una llave que controla el encendido y apagado en un momento u otro si estás quemando la grasa o la masa muscular o ganándolas. Y no se necesita todo el día para que se produzca esto; en realidad, sólo te llevará unos minutos.

Esto significa que puedes planear tus períodos de entrenamiento dividiéndolos en la construcción de masa muscular para algunos de ellos y en la quema de grasa para los demás. También puedes manipular la duración de estos períodos incrementando el énfasis en la quema de grasa o en el aumento del músculo, según lo que necesites.

¿Quieres ganar más masa muscular? Aumenta la cantidad de insulina. El mejor momento para segregar insulina es inmediatamente después del entrenamiento con pesas. Esta vez será el glucógeno del hígado y de los músculos agotados los que se consuman, es decir, todos los carbohidratos que consumas en este momento se utilizarán para reponer estas reservas. De ahí que de esto resulte el que no se almacenen como ácidos grasos y se absorberán aminoácidos que ayudarán a hacer descansar a los músculos.

A fin de maximizar las ganancias en la masa muscular se puede estimular la liberación de insulina una vez o dos veces más durante el día. Haz una comida que contenga hidratos de carbono antes de un entrenamiento e inmediatamente después del entrenamiento (después del entrenamiento se puede utilizar un batido que contiene proteínas y carbohidratos).

Para incluir la quema de grasa en esta ecuación, mantén los niveles de insulina bajos en el resto del día.

Sea cual sea tu objetivo, la insulina es la llave que necesitas aprender a conectar y desconectar para ganar masa muscular y quemar grasa.

Recuerda que no necesitas nunca dejar la llave de encendido o apagado durante meses. Puedes manipular el diario de insulina para extraer todos los beneficios y evitar daños.


Relacionado

2 Responses to “La insulina y la musculacion”

  1. [...] La insulina y la musculacion [...]

  2. [...] de ser esenciales para el organismo, es decir, el cuerpo no puede producirlos o sintetizarlos. Los BCAA son, basicamente, leucina, isoleucina y valina. Los BCAA pueden ser de mucha ayuda para el atleta, [...]

Deja un comentario