.


Share on Facebook

La importancia de una hidratacion adecuada

Aproximadamente el 60% del cuerpo humano está conformado por agua (dos tercios de este porcentaje, también con carácter aproximativo, corresponden a líquido intracelular y el tercio restante a líquido extracelular), así que figúrate la extrema importancia que puede tener una adecuada hidratación para la salud del organismo; especialmente si eres deportista, puesto que el consumo de agua es mayor cuanto más ejercicio físico se hace…

La humedad corporal, o, dicho de otra forma, la humedad del organismo (esto es, la cantidad de agua que retiene nuestro cuerpo en relación con el porcentaje total de nuestra masa corporal) es un factor determinante para la fuerza muscular. Una caída porcentual de sólo el 1,5% en los niveles de agua en el organismo equivalente a una pérdida de, aproximadamente, el 10% de la fuerza muscular. (Este porcentaje varía, claro está, según la complexión física de la persona, así como según otros factores endógenos).

Además, te puedo asegurar que cuanto mayor es la masa muscular de tu cuerpo, mayor es la caída inherente a la pérdida de agua en el organismo. Es más: una pérdida de la misma cantidad de agua incide más en una persona muy musculada que en una poco o nada musculada.

Para asegurar una adecuada hidratación asegúrate de que tu peso es igual o mayor después del entrenamiento.Y es que cuanto más alto es el nivel de agua en el cuerpo, más repeticiones y series podrás completar, lo que, a su vez, contribuirá de una forma más eficaz al proceso de hipertrofia muscular.

¿Cuánta agua debes beber para hidratar tu cuerpo adecuadamente?

Utiliza esta fórmula: 39 ml por kg de peso corporal

En consecuencia, una persona que pesa 90 kg y se ejercita diariamente de forma intensa debería tomar por lo menos 3500mls (3,5 litros) de agua al día, o, incluso, más cantidad.

Además, un estudio reciente mostró que los hombres que bebían cinco vasos de agua al día tenían un 54% menos de riesgo de sufrir un ataque al corazón que los que sólo bebían dos.

Así que ya sabes…


Relacionado

Deja un comentario