.


Share on Facebook

Fase de cutting

El invierno es la mejor estación de todas para ejecutar la fase llamada de bulking: podemos comer de todo, y, como el cuerpo necesita más grasa corporal debido al frío, tenemos el hambre suficiente como para comer de todo. Podemos descansar mejor, nos encontramos más agradablemente en la cama cuando vamos a dormir… y el ejercicio aeróbico se hace de una forma más fluida, si sabes lo que quiero decir. Bueno, la temporada de invierno termina siendo una fase de descanso para cualquiera que se tome en serio el entrenamiento con pesas.

La fase conocida como de cutting, sin embargo, se deja para el veranito, que es cuando tenemos fiestas en la playa, el calor, cuando hay que destaparse más… Al menos para cualquier persona que ama estas cosas. Bueno, todo el mundo sabe lo que estoy hablando.

¿Y qué pasa si usamos el invierno para conseguir más definición en vez de dejarlo todo para Enero o Febrero, que es lo que solemos hacer? Sí, amigo, verás que la idea es muy, muy buena, aunque requiere una gran disciplina, dedicación y seriedad. Básicamente, este texto está diseñado para los atletas que se toman el culturismo en serio y están dispuestos a sacrificar un poco la comodidad para lograr sus objetivos a largo plazo, y no para aquellos que solamente buscan lucir menos tripita en la playa.

Volver a lo básico

Entrenar en el invierno. Para definirse. A primera vista, esto parece una locura: ¿hacer ejercicio aeróbico cuando hace más frío? ¿Reducir la ingesta de carbohidratos en pleno invierno? Puede parecer una broma, ¿verdad? Pues no lo es…

Sabemos muy bien que el cuerpo necesita mantener su temperatura por motivos orgánicos. También sabemos que en invierno, el cuerpo tiene que gastar más energía para mantener su temperatura, así que sentimos más hambre cuando hace frío. Sabemos, por último, que lo que necesitas para perder grasa es tener un déficit de calorías, es decir, tienes que gastar más energía que la que consumes. Así que la idea de ejecutar la fase de cutting en invierno es para aprovechar el déficit natural de calorías que se crea por el cambio de temperatura y agregar a ella una intensa sesión de ejercicios y una dieta estricta para, así, perder la grasa que se esconde bajo nuestros músculos más rápida y eficientemente.

Tu arsenal en la lucha contra la grasa

Tú ya sabes lo básico: poco consumo de carbohidratos, un montón de proteínas y grasas esenciales en su justa medida. Además, la suplementación nutricional adecuada a tus objetivos. ¿Y qué podemos ingerir entonces? Termogénicos, obviamente… El mercado tiene una amplia gama de termogénicos para elegir y no hay demasiada diferencia entre unos y otros. Elige el que te parezca más adecuado. Si quieres algún consejo, busca en nuestra web, en los comentarios o envíame un correo electrónico.

Los termogénicos – los auténticos y verdaderamente buenos, claro, no sólo esos placebos que únicamente tienen cafeína y que tanto abundan en el mercado- elevarán la temperatura de tu cuerpo a través del proceso de quema de grasa (por lo menos eso es lo que prometen y, en el caso de los productos de calidad, consiguen con unos resultados más que aceptables) y causarán la aceleración de tu metabolismo, ayudando en la quema de grasa. En la práctica, un termogénico puede ayudar a incrementar en torno a un 10-15% la quema de grasa corporal, dependiendo de tu genética. No hacen milagros, pero cualquier ayuda es bienvenida si tienes especiales dificultades. Una advertencia: No utilices otros suplementos o alimentos que contengan cafeína o cualquier estimulante cuando estés con el uso de termogénicos. Esto puede causar graves complicaciones cardiorrespiratorias.

No olvide los BCAA’s , aminoácidos esenciales y un buen suplemento vitamínico, que representan todo lo necesario en esta fase de la privación. Y pon mostaza en la comida… ya que acelera tu metabolismo hasta en un 25%… ¡y no es broma!

Resumen y Conclusiones

Conceptos básicos:

-Bajo consumo en carbohidratos, alto en proteínas, las grasas en su justa medida

-Entrenamiento corto pero intenso (incluso más intenso que en la fase de bulking)

-El descanso ha de ser el adecuado (y es más fácil de lograrlo durante el invierno);

-Termogénicos

-Adecuada suplemetación nutricional

-Y, por supuesto… dedicación, disciplina y compromiso.

El entrenamiento intensivo en el invierno es duro, agotador y desagradable. Se trata de una renuncia a todas las delicias del invierno (porque podemos comer mucho) y sin sentirnos culpables si estamos en el proceso de relleno. Sin embargo, este entrenamiento es una muy gratificante, ya que da resultados más rápidos, más profundos e incluso más duraderos, puesto que no vas a perder tu definición y luego,en el verano, podrás centrarte aún más en el mero mantenimiento.


Relacionado

One Response to “Fase de cutting”

  1. [...] la fase de cutting, aumentamos las repeticiones de 10 a 15 o incluso 20 por grupo muscular, ¿verdad? Estás [...]

Deja un comentario