.


Share on Facebook

El metodo balistico para ganar fuerza

Balístico se refiere a una proyección real del origen de la resistencia. El origen mismo de la resistencia puede provenir de una fuente externa (ej. balón medicinal) o del propio peso corporal del atleta.
La intensidad de estos ejercicios varía desde muy baja (driles de rebotes simples) a muy alta (driles de absorción con carga, plios de alto impacto). Estos ejercicios son aquellos en los que el factor de aceleración es el más grande en relación a la producción total de fuerza. Estos ejercicios tienen un gran impacto sobre el sistema nervioso a causa de las demandas de alta aceleración. Mientras los ejercicios balísticos de baja intensidad (driles de rebote, entrenamiento de saltos básicos, lanzamiento de balones medicinales livianos, etc.) no resultan demasiado estresantes (y pueden por tanto usarse muy a menudo, mayormente como una buena herramienta de entrada en calor específica), los ejercicios balísticos de alta intensidad (saltos en profundidad, saltos con carga, lanzamientos con balón medicinal pesado, driles de absorción con carga) deben usarse con poca frecuencia (una o dos veces a la semana) durante un período limitado de tiempo (4-6 semanas). Estos últimos ejercicios (alta intensidad) conllevan una gran capacidad para la mejora de la potencia, pero son muy estresantes para el sistema nervioso y los tendones.
Es además importante entender que el efecto de entrenamiento de los ejercicios balísticos de alta intensidad es retardado, significando que las mejoras en la capacidad de producir potencia son mayores vistas 2-3 semanas después de la última estimulación.
Lanzamiento de balon medicinal
Pros:
Gran vía para desarrollar potencia en músculos / movimientos específicos, produce buenos resultados muy rápido, los ejercicios son estimulantes de hacer. Los driles de baja intensidad son una gran manera de empezar una sesión con eficacia.
Contras:
Los ejercicios de alta intensidad son muy demandantes sobre el sistema nervioso, la tasa de habituación es alta (los ejercicios producen resultados rápido, pero dejan de producirlos temprano), a menudo existe un riesgo de lesión más elevado que con otros métodos.
Cuándo usar este método:
Los ejercicios de baja intensidad pueden ser utilizados como entrada en calor antes de la mayoría de las sesiones aunque el entrenador debe mantenerse alejado de un volumen excesivo (5-10 minutos son suficientes, más que eso es excesivo). Los ejercicios de mayor intensidad deben ser utilizados intermitentemente durante el año, por ciclos de 4-6 semanas a la vez, la frecuencia debe mantenerse en 1-2 veces por semana con un volumen de trabajo relativamente bajo (más lanzamientos o saltos lastrados no brindan más resultados que menos trabajo…el efecto principal es sobre el sistema nervioso el cual no requiere gran cantidad de volumen para ser estimulado).


Relacionado

Deja un comentario