.


Share on Facebook

Curl de arrastre

Con este ejercicio los músculos congestionan de una forma más intensa, más profunda. Y, lo mejor… es que no podrás hacer trampa. Esto se debe a que el bíceps se activa cuando se pliega el antebrazo sobre el brazo; y puede hacerse tanto con un movimiento curvilíneo como con uno rectilíneo. Esta última posibilidad es más efectiva.
Toma una barra (recta o E-Z) con las piernas separadas, los brazos estirados y las manos orientadas hacia el frente. La posición de comienzo es exactamente la misma que la de inicio en el curl común.
Así, en vez de levantar el peso hacia fuera y arriba para dibujar una curva con los codos fijos, arrastra la barra por el contorno del cuerpo.  Al llegar al punto alto del ejercicio tendrás que desplazarlos unos 10 centímetros hacia atrás para que la barra siga su trayectoria.

El ejercicio acaba cuando el peso llega a la línea inferior de los pectorales. Desciende la barra pero aguantándola bien. No dejes nunca caer la barra o perderás la tensión estimuladora.
Repite este proceso efectuando 3 series de 10 repeticiones. Obtendrás una sensación al principio extraña, dado que sufrirás leves calambres en los brazos por causa de la tensión continua, persistente y sin trampa que te reporta esta actividad.
Estamos hablando de un gran ejercicio. De hecho, es uno de los favoritos de grandes del culturismo como Vince Gironda o Arthur Jones, el diseñador de las máquinas “Nautilus“. Es, posiblemente, junto con el curl de pared, el más estricto de los movimientos con barra para bíceps.


Relacionado

One Response to “Curl de arrastre”

  1. [...] Curl de arrastre [...]

Deja un comentario