.


Share on Facebook

Como mejorar el rendimiento durante el entrenamiento

Todos pasamos por dificultades en nuestras vidas y en el gimnasio no podía ser diferente! Aprende lo que puedes hacer para mejorar tu rendimiento durante el entrenamiento con pesas.

Cómo mejorar el rendimiento en el entrenamiento. Trucos para mejorar el rendimiento en el entrenamiento!

Un problema frecuente que la mayoría de los atletas, y no sólo los de musculación,  deben afrontar es la falta de motivación o de rendimiento en el entrenamiento. A veces, una circunstancia por causa de la otra, por supuesto.

Consideremos, por ejemplo, los jugadores de fútbol, ​en ​algunos partidos unos jugadores destacan más que otros, y en una posible revancha, los jugadores más destacados pueden ser otros. De hecho, algunos buenos jugadores suelen caer en el “estancamiento” o tener “una mala racha”, un término que los medios de comunicación utilizan para justificar la falta de rendimiento de los jugadores en un período determinado.

Pues bien, esto no es un privilegio sólo de ellos. Con los diferentes atletas esto también sucede: Los nadadores, ciclistas, corredores, jugadores de tenis y, por supuesto, los culturistas. ¿Cuántas veces has ido al gimnasio y conseguido levantar una gran cantidad de peso, y en el próximo entrenamiento, no has logrado llegar a ese nivel de carga? ¿Y el número de veces que fue has pensado en dejar de entrenar al poco de comenzar? ¿A qué se debe esa falta de disposición? En última instancia, ¿cuál es o cuáles son las razones de esta falta de voluntad? ¿Dónde está el error?

La verdad es que el error puede estar en la dieta, el entrenamiento (y también la distribución del volumen), la periodicidad en el espacio y el tiempo, el uso de ergogénicos o no, la ciclación de descanso, etc, etc, etc

Como mejorar el rendimiento durante el entrenamiento

En primer lugar, debes ser honesto contigo mismo y hacer una auto-reflexión y ser sincero a ti mismo para determinar tus puntos débiles y corregirlos. Sin honestidad con uno mismo, algunos avances, serán difíciles o imposibles. Aquí, algunos consejos con los motivos más frecuentes de sobreentrenamiento y la manera de remediar el problema.

Dieta: La dieta es un factor clave para un buen rendimiento dentro del gimnasio. Sin una dieta equilibrada que proporciona cantidades adecuadas de micro y macronutrientes es difícil o imposible no enfermarse, tener un buen rendimiento, o la realización de reacciones para la formación de energía en el cuerpo, la reconstrucción de los tejidos microlesionados, etc..

A pesar de que el conjunto de la dieta es de extrema importancia no hemos de olvidar el post y pre entrenamiento. Pre y post entrenamiento tienen una enorme importancia en la práctica del culturismo. Come carbohidratos complejos y con índice glucémico medio / bajo y, preferiblemente, sin demasiadas fibras antes del ejercicio, pocas o nada de grasas y toma tambien antes de entrenar una fuente de proteínas de alto valor biológico. El objetivo es prevenir el catabolismo, proporcionar energía y aumentar el rendimiento del entrenamiento. Esta probablemente sea la comida con más calorías del día. La comida pre entrenamiento debe realizarse un promedio de 60 minutos antes del entrenamiento. Si vas a tomar un batido con hidratos de carbono simples y proteínas hidrolizadas, hazlo unos 10-15 minutos antes del entrenamiento.

En el post-entrenamiento, se recomienda la ingesta de proteínas hidrolizadas e hidratos de carbono con un alto índice glucémico (bomba glucolítica, como puede ser una mezcla de dextrosa con maltodextrina, por ejemplo), junto con la creatina.

Descanso insuficiente: Una vez más repetimos que el descanso es tan importante como el propio entrenamiento.

Sin un descanso adecuado, es difícil no sólo la recuperación del músculo y la síntesis de las miofibrillas del músculo y la síntesis de glucógeno, sino hasta la recuperación de las articulaciones, los tendones y otros.

Muchos tienden a entrenar el mismo músculo dos o incluso tres veces a la semana, lo que me parece no sólo innecesario, sino un exceso perjudicial. Recuerda siempre que no siempre más es mejor!

Inadecuada periodización: Muchos atletas caen en el error de buscar su objetivo con un solo tipo de entrenamiento en todo el año. Por ejemplo, si buscan hipertrofia entonces insisten en las series de 6-12 repeticiones durante todo el año.

Esto hace que el cuerpo logre muy fácilmente adaptarse a los estímulos y comienza a responder de una forma que ya no es tan eficaz o, con frecuencia, no responde más al entrenamiento.

No podemos olvidar que en el entrenamiento de hipertrofia también se requiere de fuerza y, por supuesto, de resistencia cardiovascular en cuando hay más repeticiones. ¿Qué tal entonces entrenar tres o cuatro semanas a 8 semanas de hipertrofia, tome una semana de descanso, luego de regreso a un tipo diferente de entrenamiento. A continuación, intentar el entrenamiento de 5×5, FST-7, Max-OT … Las posibilidades son numerosas y el atleta inteligente es aquel que utiliza todos los medios en su favor.

Uso de Estimulantes: Los estimulantes son excelentes en el sentido de que ayudan a levantar el ánimo, y con frecuencia la disposición también. En esos días en que no quiere levantarse, pero sientes la necesidad de entrenar, los estimulantes pueden ser de gran ayuda.

Sin embargo, estas sustancias son extremadamente peligrosas, especialmente para el sistema cardiovascular y puede incluso conducir a la muerte en casos extremos.

El estimulante más común, aprobado y fácil de obtener es la cafeína. Promueve la concentración, la liberación de catecolaminas como la adrenalina y estimula la lipólisis, lo que contribuye a la utilización de grasa como fuente de energía.

El entrenamiento con la mente cansada: Con frecuencia subestimamos el poder de la mente y la capacidad que tiene de interferir con el estado físico, lo que es un gran error por nuestra parte.

¿Te has sentido cansado, incluso sin haber hecho nada físico durante todo el día? Bueno, esta es la fatiga mental, a menudo más perjudicial que la fatiga física.

Si llevas el entrenamiento como un momento placentero y no como una obligación, está claro que el final del día, disfrutarás entrenando. Pero si este no es el caso, lo mejor es descansar. El entrenamiento sólo te hará sentirte más cansado (y ahora también físicamente), dejandote frustrado y a menudo desconcentrado, pudiendo provocar una caída o una lesión. Siempre procura estar bien descansado!

Conclusión:

Muchas cosas pueden interferir con el entrenamiento, pero teniendo el debido cuidado y teniendo en cuenta la individualidad biológica, los problemas pueden ser evitados, para seguir obteniendo buenas ganancias en el proceso de ganar masa muscular o la pérdida de grasa.


Relacionado

Deja un comentario