.


Share on Facebook

Carbohidratos

Los carbohidratos son compuestos orgánicos formados por carbono, hidrógeno y oxígeno, los carbohidratos o hidratos de carbono, representan la principal fuente de energía para el cuerpo, generando 4 Cal por gramo. Del 50 a 60% de las calorías de una dieta equilibrada debe provenir de los carbohidratos, son fáciles de digerir y más fácilmente disponibles en los alimentos. Para las personas con actividad física o que realizan ejercicios de entrenamiento, alrededor del 60% de la ingesta diaria de calorías (400 a 600g) debe proporcionarse en forma de hidratos de carbono, fundamentalmente de alto indice glucemico.

Las reservas de energía de los carbohidratos en el cuerpo (almacenados en el torrente sanguíneo, el hígado y músculo) son la primera fuente de energía en ser quemada por el organismo y sus reservas pueden agotarse durante el ejercicio, lo que provoca que se conviertan en la necesidad primaria de alimentos para deportistas.

Fuentes de carbohidratos

Alimentos fuente de carbohidratos

(via osiminspiringlifeosiminspiringlife)

Azucares, carbohidratos o hidratos de carbono.

Según el número de moléculas, los carbohidratos se clasifican como sigue:

  • monosacáridos (con sólo 1 molécula de azúcar simple)
  • disacáridos (con 2 moléculas)
  • polisacáridos (con tres o más).

Monosacáridos:
Los monosacáridos son azúcares simples. Los más comunes en la naturaleza son:

- Fructosa: Se encuentra principalmente en frutas y miel. Es el más dulce de los azúcares simples. Proporciona una energía progresiva que se absorbe lentamente, lo que impide que la concentración de azúcar en la sangre (glucosa) aumenta muy rápido.

- Glucosa: Resultados de la “ruptura” de hidratos de carbono complejos (polisacáridos) se encuentra en cereales, frutas y verduras. Se absorbe rápidamente y se utiliza como una fuente de energía inmediata o se puede almacenar en el hígado y los músculos como glucógeno.

- Galactosa: Proviene de la lactosa (un disacárido) cuando se combina con la glucosa. En el hígado, se transforma en glucosa para proporcionar energía.

Disacáridos:


Los tres disacáridos principales, también llamados oligosacáridos son:

- Sacarosa: Es el azúcar más común, el azúcar blanco, compuesto por glucosa y fructosa. Debido a la rápida absorción y metobolización, provoca aumento de glucosa en la sangre y proporciona energía inmediata para la actividad física, también contribuye a la formación de glucógeno en el cuerpo.

- Lactosa: Compuesto de glucosa y galactosa, se encuentra en la leche. Se considera el azucar menos dulce.

- Maltosa: Compuesto por dos moléculas de glucosa, es el resultado de la ruptura del almidón de la germinación de las semillas de cereales y productos de malta.

Polisacáridos:

Tres o más moléculas de azúcares simples forman un polisacárido. En general, existen dos clasificaciones de los polisacáridos; de plantas y animales.

- Almidón: Se encuentra en los vegetales como los cereales, raíces, tubérculos, legumbres, etc. Es la principal fuente dietética de hidratos de carbono.

- Maltodextrina: Este polímero de glucosa proporciona energía poco a poco a causa del mecanismo enzimático que lo rompe a su forma más simple (glucosa). Esto evitará la glucosa alta, además de ser grandes precursores de la síntesis de glucógeno muscular. Azucar poco dulce permite la ingesta de cantidades más grandes, sin dejar un mal sabor en la boca.

- Celulosa: Celulosa y procedente de materiales de fibrosos distintos al almidón, que en general son resistentes a las enzimas digestivas humanas, son otra forma de polisacáridos. Se encuentran sólo en las plantas y constituyen la parte estructural de las hojas, tallos, raíces, semillas y la cáscara. Las fibras diferentes difieren mucho en sus características físicas y químicas, así como su acción fisiológica, se encuentran principalmente en las paredes celulares como celulosa, hemicelulosa, pectina y en el carbohidrato lignina, mientras que el otro tipo de fibra de mucílago y gomas se encuentran dentro de la célula de las plantas.

Implicaciones para la salud: Aunque no es técnicamente un nutriente, la fibra dietética ha recibido mucha atención de los investigadores. Gran parte de este interés surgió de los estudios que relacionan los altos niveles en la ingesta de fibra con una menor incidencia de obesidad, diabetes, trastornos intestinales y la enfermedad cardíaca. La ingesta de fibra también puede reducir el colesterol sérico en los seres humanos, fundamentalmente las fibras se encuentran en alimentos como la avena, frijoles, arroz y una variedad de frutas. Para los individuos con los lípidos en sangre elevados la adición de 100 g de salvado de avena en la dieta diaria produce una reducción del 13% en el colesterol sérico.

- El glucógeno: Se sintetiza a partir de la glucosa y se almacena en el hígado y los músculos. Durante la actividad física es de nuevo dividido en glucosa para el suministro de energía. Para un buen rendimiento físico, el cuerpo debe tener una buena reserva de este polisacárido. Varios factores determinan la velocidad y la cantidad de síntesis o degradación del glucógeno. Durante el ejercicio, los hidratos de carbono almacenados en forma de glucógeno se utiliza como fuente de energía para el músculo específico en el que están almacenados. En contraste, en el hígado el glucógeno se convierte de nuevo en glucosa y es transportado en la sangre para su posible uso por los músculos activos. Cuando el hígado y el glucógeno muscular se ve reducido por una restricción en la dieta o un aumento del entrenamiento  la síntesis de glucosa a partir de los componentes estructurales de otros nutrientes, especialmente proteínas, tiende a aumentar.

carbohidratos para el cuerpo


Papel de los carbohidratos en el cuerpo:

Los hidratos de carbono desempeñan muchas funciones importantes relacionadas con el ejercicio:


- Fuente de energía: La función principal de los hidratos de carbono es servir como combustible para la energía del cuerpo. La energía de la desintegración de la glucosa y el glucógeno se utiliza para provocar la contracción muscular, así como todas las demás formas de trabajo biológico.

- Preservación de proteínas: En condiciones normales, la proteína juega un papel vital en el mantenimiento, la reparación y el crecimiento de los tejidos del cuerpo, y en mucha menor medida, como una fuente de energía de los alimentos. Cuando se agotan las reservas de glucógeno, existen vías para la síntesis de glucosa a partir de proteínas y grasas, y esto sucede mucho durante el ejercicio prolongado y de resistencia. Por lo tanto, el precio a pagar si no hay suficientes hidratos de carbono en la dieta es una reducción temporal de las “reservas” de proteínas, en particular, la proteína muscular. En condiciones extremas, esto puede causar una reducción significativa en el tejido magro.

- Activador del metabolismo: Son los activadores del metabolismo de la grasa. Si la cantidad de carbohidratos es insuficiente debido a la mala alimentación o al ejercicio excesivo, el cuerpo moviliza más grasa para el consumo de energía. Esto puede resultar en la acumulación de sustancias ácidas (cetona), perjudiciales para el cuerpo.

- Combustible para el sistema nervioso central: También actúan como combustible para el sistema nervioso central y son esenciales para la función del cerebro y el sistema nervioso, la única fuente de energía es la glucosa.


Relacionado

5 Responses to “Carbohidratos”

  1. [...] ricos en fibra te aportan sensación de saciedad, ralentizan la digestión y la absorción de los hidratos de carbono, evitando que los niveles de glucosa suban después de comer. Esto último es muy importante, ya [...]

  2. [...] de glucosa en los diabéticos y en cualquier persona normal tras una ingesta de alimentos ricos en carbohidratos. Esto se debe a la carantina, que es una pequeña proteína que posee una estructura similar a la [...]

  3. [...] Carbohidratos [...]

  4. [...] de nadar debes optar por comer alimentos ricos en hidratos de carbono de fácil asimilación y de digestión [...]

  5. esta bien buena la informacion les agradesco

Deja un comentario