.


Share on Facebook

Anfepramona y Mazindol

Hoy vamos a hablar de unos productos que últimamente se están utilizando entre algunos practicantes del culturismo para bajar de peso tanto en momentos tempranos del entrenamiento como en el proceso de secado. Y es que estos productos conllevan grandes riesgos, y debemos hablar de ellos.

Son la anfepramona y el mazindol. Estos dos medicamentos forman parte de la familia de los inhibidores del apetito, y son utilizados muy a menudo de forma irresponsable. En sí no son malos productos, pero no dejan de ser medicamentos que deben usarse siempre con receta médica.

Anfepramona


Como casi todos los inhibidores del apetito, la anfepramona y las otras dos sustancias mencionadas anteriormente se componen de noradrenalina (también llamada norepinefrina), una hormona que actúa directamente sobre el impulso de sentir el hambre en el cerebro, esto es, en la región cerebral cuya función es la de controlar el apetito. Otra sustancia que incluyen estos fármacos son determinadas anfetaminas, que aumentan la cantidad de noradrenalina en el organismo.
Y una vez establacida la forma en que sirve la anfepramona para adelgazar podemos saber si hay alguna contraindicación para su uso. Sí, por supuesto: como todos los medicamentos, la anfepramona tiene efectos secundarios, que son lo que la hace, si se usa inadecuadamente, peligrosa para el organismo, y que son:
- Sequedad en la boca
- Cambios de humor
- Dolor de cabeza
- Insomnio
- Taquicardia
- Euforia
- Insuficiencia respiratoria
- Hipertensión
- Irritación
- Crisis de ansiedad
- Pánico
- Depresión
Así que piénsatelo bien si vas a utilizar este fármaco sin prescripción facultativa. Ya ves los efectos secundarios que puede tener…


Mazindol

En cuanto al mazindol, es un medicamento también inhibidor del apetito indicado para el tratamiento de la obesidad exógena a corto plazo (6-8 semanas) en adultos y niños mayores de 12 años.
El mazindol es un medicamento que debe tomarse con prescripción médica y estricto control, ya que no todas las personas pueden hacer uso de este fármaco en su tratamiento. Así que consulta con un médico especialista antes de empezar a hacer uso del mazindol.
La administración de mazindol comienza con una dosis de 1 mg por día, una hora antes del almuerzo y, gradualmente, se va aumentando a dos tomas al día, siendo administradas cada una de las dosis antes de cada comida principal (almuerzo y cena) o las dos juntas, administrando 2 mg una hora antes del almuerzo.
Un hecho importante es que este medicamento sólo se puede utilizar durante 8 semanas. Si es necesario repetir el tratamiento, se debe esperar el mismo período de tiempo para iniciar un nuevo tratamiento.


Relacionado

One Response to “Anfepramona y Mazindol”

  1. [...] Anfepramona y Mazindol [...]

Deja un comentario