.


Share on Facebook

¿Te planteas ir en serio en el gimnasio?

Encontrar una información buena y honesta acerca del entrenamiento con pesas y la nutrición es cada vez más difícil. El problema es la sobrecarga de información, porque hoy en día hay muchas informaciones distintas y contradictorias que entran en conflicto, de forma que para una persona que está empezando a entrenar ahora resulta fácil perderse y no saber en quién confiar.

Esto termina dejando a la mayoría de la gente que empieza comprensiblemente frustrada y confundida. Es difícil saber qué o a quién creer. Así que, para ti, principiante, te voy a decir los errores más comunes que se cometen cuando el objetivo es aumentar la masa muscular, y tambiénte voy proporcionar algunos consejos que te parecerán muy obvios, pero que has de seguir a rajatabla si quieres lograr tus objetivos. Estos errores y consejos no admiten réplica, por lo que no van a entrar en contradicción con nada de lo que vayas a leer por ahí.

Tómatelos como unos presupuestos básicos para antes de empezar a entrenarte si has decidido tomártelo en serio.

1 -Has de ser coherentes con la práctica: has de ejercitarte con regularidad

Este es probablemente el factor más importante que determinará tu éxito o fracaso considerando el largo plazo. Si no eres coherente y perseveranteno importa si tienes una rutina muy sofisticada y si tienes el gimnasio mejor dotado del mundo: nada tendrá éxito si no te entrenas de forma regular.

Una sesión de ejercicios establecida a medias pero seguida constantemente no es lo ideal, pero si la mantienes semana tras semana vas a obtener más resultados una sesión de ejercicios muy bien diseñada, pero ejecutada sin regularidad y sin consistencia.

Cada sesión de ejercicios que completas no sólo modela los músculos, sino que contribuye a desarrollar tu carácter y tu autoestima. Esto nos lleva cada vez más lejos en el compromiso y, en consecuencia, aumentará nuestra regularidad.

2 -No pongas excusas para la falta de progreso

Cuando la mayoría de la gente no consigue los resultados que buscan, o cuando las cosas no salen como tenían planeado, todos quieren exculparse y empiezan a poner excusas. Oirás cosas como:

“No tengo tiempo para entrenar …”

“Mi genética es mala …”

“Mi novia dice que paso demasiado tiempo en el gimnasio…”

“No tengo a nadie para ir a entrenar conmigo y así no es lo mismo …”

Cuando la gente pone excusas, por lo general es culpa de alguien o algo y no de ellos mismos. La gente nunca considera la falta de progreso en el entrenamiento como algo de lo que son responsables y que se puede arreglar.

Y es que sí es verdad que algunas personas tienen buena genética, más tiempo para el ocio, el apoyo familiar, o cosas que pueden mejorar el éxito en la obtención de la masa muscular. Sin embargo, hay muchos otros en situaciones mucho peores y aún así logran tener resultados óptimos. esto se debe a que se han fijado un objetivo y se han decidido a cumplirlo con constancia y perseverando. Quieren, realmente, entrenarse, y lo ponen todo de su parte para obtener resultados. El que no lo consigue (salvo casos muy excepcionales), es porque realmente no quiere sacrificarse.

3 – No te compares jamás con los demás

Cuando se trata de culturismo, siempre habrá personas más grandes, más fuertes y más musculadas que tú. Es ley de vida. Siempre hay gente mejor que tú, y,por el otro lado de la moneda, hay gente que siempre va a ser peor que tú.

Lo que sucede es que esto no es una competición: tú modelas y musculas tu cuerpo, no el de los demás. Preocúpate de lo tuyo y verás como, sin querer, destacas. Ahora bien. si trabajas para destacar, estás perdido, ya que si no destacas, lo dejarás.

Tratar de ser siempre el mejor del gimnasio y andar siempre comparándose con los demás es una estupidez, y puedes prepararte para un desastre. De esta manera nunca estarás satisfecho con tus propios logros.

En lugar de preocuparte por lo que hacen los demás, céntrate en la mejora de ti mismo. Entra en una competición contigo mismo, siempre tratando de mejorar tu último entrenamiento. Mediante la medición de los resultados,y compitiendo con ellos, conseguirás ser más grande y más fuerte que antes. Disfruta de tus resultados, que son independientes de los resultados de los demás.

4 – Mide tus resultados para ir comparándolos

Hay un montón de gente que va al gimnasio sin ningún tipo de objetivo específico. Esto sucede a menudo con las personas que se entrenan más a largo plazo y que, por tanto, ya están acostumbrados a aparecer en el gimnasio todos los días y hacer un entrenamiento sin perseguir unos resultados concretos. No siguen un plan específico para entrenar según qué músculos.

¿Cuántas personas se ve seguimiento de los progresos de una manera que ellos saben que están obteniendo resultados o no?

Para muchas personas ir al gimnasio ha pasado a ser una simple parte de la vida social. A pesar de ser un hábito de socializarse más saludable que ir a tomar las cañas al bar de la esquina, sería mucho más productivo si se tomaran la molestia de planificar qué hacer y qué entrenar.

Pon en el papel lo que pretendes conseguir con tus objetivos  y lo que tienes que hacer para llegar a ellos. Los ejercicios, repeticiones, y la división del  entrenamiento según las partes que pretendas trabajar en mayor o menor medida, y después tendrás que vigilar tus resultados. A ver cómo responde tu cuerpo conforme las cargas van aumentando semana tras semana y toma nota. De esta manera puedes saber con exactitud si el entrenamiento está funcionando o no;y si no, basta con cambiar el plan y probar la semana siguiente para ver qué pasa. Sin duda es mucho mejor que entrar en el gimnasio y hacer cualquier ejercicio, sin saber lo que realmente está teniendo efecto o no.

5 – Evita la creación de expectativas poco realistas

A pesar de las promesas de ciertos monitores y de la publicidad de suplementos nutricionales, no te convertirás en un monstruo del culturismo en un mes, sobre todo si no tienes una buena forma física para empezar.

Crear metas y objetivos reales. Un principiante tratando de levantar 100 kg en press de banca en pocos meses es simplemente ridículo. Sólo lograrás una lesión grave. Es algo parecido al obeso que pretende perder 20 kilos a las dos semanas de empezar la dieta.

Pero con paciencia, dedicación y un enfoque realista cualquiera puede definirse y obtener una musculatura y un cuerpo más fuerte y más definido. Cuando se trata acerca del culturismo, las personas tienden a pensar que será muy difícil cambiar su cuerpo, sin embargo, cuando se ponen a ello, pretenden obtener beneficios rápidamente

Cambiar tu cuerpo necesita tiempo. No se pueden precipitar las cosas.

Lo importante es pensar que el tiempo pasa de todos modos, ahora queda por decidir si ese tiempo lo vas a emplear en seguir de la misma manera o si prefieres invertir ese tiempo tratando de cambiar tu cuerpo mejorándolo y definiéndolo.


Relacionado

Deja un comentario