.


Share on Facebook

¿Debo renunciar al vino y la cerveza?

Si estas entrenando en el gimnasio es para algo, para lograr alcanzar el cuerpo con el que sueñas. Para eso, ¿debes renunciar al vino y a la cerveza?

No es necesario que renuncies a probar el vino y la cerveza. Eso si, evita los excesos y recuerda que el alcohol tiene unas ocho calorías por gramo, lo que puede dar al traste con tu dieta.

Procura tomarte la caña de cerveza o la copa de vino después de cenar en lugar de hacerlo con los amigos cuando salgas de trabajar. La razón es sencilla, de esta forma disminuyes las posibilidades de que el alcohol te  provoque más hambre.

Compensa este pequeño lujo en tu dieta prescindiendo del postre y no te sientas culpable por ello. Tanto la cerveza como el vino (especialmente el vino tinto) contienen sustancias muy saludables que te resultarán beneficiosas.

En cualquier caso recuerda que debes evitar los excesos. No pasará nada si una vez al mes te tomas seis o siete cervezas, pero tu dieta diaria es otra cosa. Mantente todos los días dentro de tu dieta y puedes estar seguro de que un incumplimiento puntual no te arruinará el trabajo en el gimnasio.

Si quieres perder peso, ¿cuál es el límite de alcohol para perder peso? Si quieres perder peso el límite de alcohol a la semana debería ser una cerveza o un vaso de vino a la semana, máximo dos, y siempre vino o cerveza, ha ser posible vino tinto. Evita las bebidas de alta graduación y las bebidas destiladas como vodkas, ginebras, etc..


Relacionado

Deja un comentario