.


Cambiar de ejercicios cardiovasculares

Probablemente tengas la duda de si es bueno cambiar de ejercicios cardiovasculares a menudo.

Como siempre en el ejercicio el realizar siempre el mismo entrenamiento es poco aconsejable, recuerda que el cuerpo acaba acostumbrándose a ese entrenamiento y cuando logra adaptarse nos estancamos y ya no continuamos progresando. Por eso es importante cambiar de ejercicios.

Así que la conclusión es sencilla. Sí, debes cambiar a menudo de ejercicios cardiovasculares si quieres progresar. En caso contrario tu cuerpo se acabará acostumbrando a realizar siempre el mismo esfuerzo.

Alterna la carrera continua en la cinta con el step, la bicicleta estática, el remo o la máquina elíptica. Así sorprenderás a tu cuerpo que tendrá que adaptarse a un esfuerzo distinto y lo hará con una mejora física.

En cualquier caso no debes olvidar que si estás intentando ganar músculo debes mantener el ejercicio aeróbico al mínimo. Por ejemplo dos veces por semana con una duración de veinte minutos. De esta forma mantendrás el gasto energético en valores adecuados y tu cuerpo podrá dedicar sus energías a crear músculo y aumentar la masa muscular.

Si por el contrario lo que quieres es perder grasa y bajar de peso, debes realizar al menos tres o cuatro sesiones por semana con una duración de media hora o más. Esto aumentará tu gasto energético y te ayudará a lograr tu objetivo, pero no descuides los ejercicios con pesas. Recuerda que la masa muscular consume calorías incluso en reposo.

En cualquier caso ya sabes, cambia a menudo de ejercicios cardiovasculares para lograr los mejores resultados de tu entrenamiento.


Relacionado

El pulso de los deportistas

El pulso de los deportistas no es como el pulso de las personas normales, el ejercicio habitual modifica el corazón haciéndolo más elástico y más fuerte.

La cantidad de sangre que el corazón tiene que bombear para satisfacer las demandas musculares de energía y de oxigeno dependen del numero de latidos por minuto y el tamaño del corazón.

El corazón de una persona que hace deporte suele ser más elástico y mas fuerte, con una mayor capacidad de distensión y mayor fuerza para contraerse.

Por ello, un corazón que en cada latido es capaz de bombear una gran cantidad de sangre no precisa contraerse muchas veces por minuto para satisfacer las necesidad de energía y oxigeno. De este modo el corazón de una persona que hace ejercicio habitualmente puede funcionar 45-50 latidos por minuto en reposo, es decir, 20-30 latidos por minuto menos que el corazón de una persona sedentaria.

fuente: http://www.fundaciondelcorazon.com/ y youtube


Relacionado

Hacer más cardio para definir

¿Es buena idea machacarse con el cardio para definir? ¿Si hago más cardio podre definir antes y mejor?

Estas preguntas están en la mente de todos los que entrenamos. Todos nos las hemos hecho alguna vez y la respuesta parace obvia, pero no es así.

Aunque pienses que al hacer más cardio vas a definir más, esto no es así. Hacer más con el objetivo de perder peso y definir no es la mejor idea.

Tu cuerpo ya tiene bastante con tener que reparar los daños que se producen en tus músculos con los ejercicios con pesas (fruto de esa reparación es el incremento en fuerza y masa muscular por el entrenamiento) como para machacarlo con sesiones de ejercicios cardiovasculares de alto impacto.

Lo mejor que puedes hacer es escoger ejercicios de cardio de bajo impacto y que minimicen los microtraumas (esos pequeños desgarros en las fibras musculares resultado del ejercicio y que son parte del proceso de creación de nueva masa muscular).

Algunos de estos ejercicios son la natación, la máquina de elíptica y la bicicleta. Entrena estos ejercicios durante un tiempo razonable y dejando al cuerpo descansar. Por ejemplo 2 – 3 veces por semana con sesiones de 20 minutos aproximadamente.


Relacionado

Los mejores alimentos con hidratos de carbono

De todos los alimentos que contienen hidratos de carbono, ¿cuáles son los mejores?

Los primeros puestos de la lista aconsejada de alimentos con hidratos de carbono los ocupan las verduras y hortalizas.

El brócoli, las espinacas, las coles de bruselas y los pimientos son ejemplos de alimentos  muy ricos en fibra y con bajo contenido en almidón. Además todos estos alimentos ricos en carbohidratos tienen muy pocas calorías, así que puedes comerlos a voluntad sin miedo a que se desequilibre tu dieta.

Respecto al resto de alimentos ricos en hidratos, procura escoger siempre los que estén menos procesados. Es preferible la fruta fresca y sin pelar que la fruta enlatada o pelada, los cereales integrales naturales como la cebada, la quínoa, el arroz integral o silvestre y la avena a los cereales procesados y las harinas.

Evita el consumo de bollería y productos hechos con harinas refinadas, siempre es preferible escoger los productos integrales, ya que tienen un índice glucémico más bajo. Evita también los cereales de desayuno y sustituyelos por una pieza de fruta fresca.


Relacionado

Paginas: 1 2 3 4 5 6 ...288 289 290 Siguiente